Fundació Privada Catalana de l'Hemofília
 
 
hemofilia.cat Castellano
 
fundació    
associació
hemofília
jornades d'actualització
infeccions
esplai
publicacions
videos ACH
psicologia
direccions - links
història Catalunya
informació legal  
Factor, nivell óptim, vida i tractament
Registre del factor administrat
Elaboració de projectes
Manual bàsic
Congrés Mundial d'Hemofília
Inseminació sense risc
Informació per assistir a les colònies
Informació per assitir a l'esquí
Programa per organitzar colònies
Hospitals que tracten hemofilia en España
Hospitals que tracten hemofília en Catalunya
Hospitals que tracten hemofília en Europa
Web Médica Acreditada. Ver más información
 
Publicacions
hemofília, què cal saber? info primera infancia el niño con hemofilia y su familia
manual per adults revistes portadores d'hemofilia
info escoles aventures congrés mundial d'hemofilia
kit escoles inseminacio sense risc inhibidors, què cal saber?
gasetilles excursió anual eliminar risc de transmisió
Manual de projectes 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9
Kit pares  kit | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 |
previous Nº 8   Els objectius i nivells en la concreció d'un projecte    next

(Pendent de traducció al català)

3.2.7.3. Los objetivos según el nivel de concreción.
Podemos formular tres tipos de objetivos según su nivel de concreción: objetivos generales, objetivos específicos y objetivos operativos.

Objetivos generales
• Expresan el propósito central del proyecto o la declaración de intenciones del proyecto
• No indican resultados concretos, sino efectos generales que se realizan mediante y con el proyecto
• No hacen referencia a una acción medible directamente a través de indicadores.
Objetivos específicos
• Señalan los pasos que se deben hacer para la realización de los objetivos generales.
• Deben ser coherentes con los objetivos generales de los cuales derivan.
• Indican los efectos específicos que se quieren conseguir una vez desarrollado el proyecto.
Objetivos operativos o metas
• Desarrollan y concretan los objetivos específicos.
• Sólo admiten una interpretación, es decir, si diferentes personas lo leen entenderán lo mismo.
• Son siempre cuantificables y medibles mediante indicadores.
• Expresan los resultados inmediatos de la acción, es decir, son directamente verificables, y aseguran el cumplimiento de los efectos que se quieren conseguir.

3.2.7.4. Niveles de objetivos que se deben formular en un proyecto.
No existe un único criterio que estipule los niveles de objetivos que hay que realizar para el desarrollo de un proyecto, entre los diferentes autores no existe unanimidad. Algunos recomiendan formular los objetivos a tres niveles: generales, específicos y operativos o metas. Otros recomiendan dos niveles: generales y concretos.

La formulación de dos o tres niveles dependerá sólo del mayor o menor nivel de abstracción con que se haga la formulación de los objetivos más genéricos.

Normalmente, definir dos o tres niveles de objetivos en un proyecto dependerá del mayor o menor grado de abstracción de los objetivos generales. Cuánto más abstractos sean los objetivos generales, más difícil será convertirlos en objetivos concretos y quizás necesitemos un nivel medio de concreción.

Por otro lado, la mayoría de los guiones que se deben rellenar para acceder a las subvenciones piden en el apartado de objetivos que se formulen los generales y los específicos y además que se expresen los resultados esperados.

3.2.7.5. La estructura básica de los objetivos
Una buena formulación de objetivos es fundamental para la viabilidad del proyecto.

Los objetivos deben permitir garantizar la coherencia del proyecto, definir las actividades que lo concretarán en la práctica, prever los recursos necesarios y, sobretodo, poder realizar la evaluación y el seguimiento del proyecto y de los resultados, para poder analizar en que medida han servido para dar respuesta efectiva a la situación inicial.

La estructura básica de un objetivo es una oración enunciativa simple con estos elementos:
• Verbo en infinitivo: expresa la acción que se desarrollará.
• Complemento directo: índica el objeto de la acción.
• Complementos circumstanciales: modifican el verbo, indicando aspectos específicos de la acción, como el sitio, la cantidad, la forma, el tiempo...


3.2.7.6. La formulación de los objetivos más concretos.
La formulación de objetivos concretos indica cuanto se quiere conseguir con el objetivo, el término de tiempo en que se quiere conseguir y el lugar, el ámbito o el espacio donde se quieren conseguir los resultados.

OBJETIVOS MÁS CONCRETOS
¿Cuánto? ¿En qué cantidad?
¿Cuándo? ¿En que periodo de tiempo?
¿Dónde? ¿En qué lugar, ámbito o espacio?

3.2.8. Actividades y calendario. ¿Cómo se realizarán los objetivos?

3.2.8.1. Los resultados: productos y servicios.

PLAN

PROGRAMAS

PROYECTOS

ACTIVIDADES

TRABAJO

Niveles:
Estratégico
Táctico
Operativo
Ejecutivo
Acciones concretas

Las actividades suponen el nivel ejecutivo de un proyecto y expresan las actuaciones prácticas que, mediante un conjunto de recursos previstos y con un calendario prefijado, se desarrollan para la realización de los objetivos.

El desarrollo de las actividades es en la práctica un proceso de producción que genera unos resultados concretos, en forma de productos y servicios.

Producto: resultado tangible (que se puede tocar) y material de una actividad. Por ejemplo: un boletín , la mejora física de un local, ....

Servicio: prestaciones para satisfacer las necesidades, muchas veces intangibles (que no se pueden tocar), por ejemplo: tratamientos medicos, formación y asesoramiento, servicios personales en general, mejora de la calidad, .....

RESUMEN
Los productos y servicios son los resultados concretos que se obtienen cuando se desarrolla una actividad.
Los efectos o los cambios son las consecuencias que se obtienen cuando se utilizan los productos y los servicios para la realización de los objetivos.

3.2.8.2. Relación de las actividades
Para crear una relación de las actividades que se realizarán, hay que tener en cuenta los elementos siguientes:

1 Se han de elegir aquellas actividades mediante las cuales sea más efectiva la realización de los objetivos operativos. Es decir, hay que escoger entre las diferentes posibilidades que pueden plantearse para realizar los efectos o los cambios que se quieren con el proyecto.

2 Las actividades se han de ordenar temporalmente mediante un calendario. La ordenación quiere decir, además, que las actividades estén bien sincronizadas y interrelacionadas, ya que en muchos casos se desarrollan totalmente o en parte, en un mismo periodo.

3 Se debe conocer bien de que recursos se dispone para realizar las actividades, tanto materiales como técnicos, infraestructuras, humanos, ...

4 Es imprescindible calcular bien los costes económicos, elaborar el presupuesto y ver si se dispone de la financiación correspondiente.

5 Las actividades se han de plantear siempre con un criterio de realismo que permita asegurar la viabilidad.

6 Hay que preveer y sistematizar las tareas que serán necesarias para desarrollar las actividades.

7 El número de actividades dependerá de la complejidad del proyecto. En todo caso, se ha de procurar plantear sólo las que se consideren fundamentales.

3.2.8.3. Cronogramama: creación de un calendario en el que se encontrarán dispuestas las actividades por orden cronológico (temporal).

La ordenación temporal de las actividades:
• Nos dará una visión global del proyecto y el estado de su ejecución.

• Servirá para realizar el seguimiento y la evaluación continua del proyecto, teniendo en cuenta que se tendrán que introducir los cambios o ajustes necesarios.

• Ayudará a racionalizar el trabajo y establecer ritmos razonables.

• Facilitará la adecuación de los términos asignados a cada actividad.

3.2.9. Organización, funcionamiento y metodología. ¿De qué manera se realizará el proyecto?

3.2.9.1. Conceptos básicos.
Definir la organización y los mecanismos de funcionamiento, equivale a indicar la forma en la que se gestionará la práctica.

Se deberá trabajar con aspectos referentes a los recursos humanos, las funciones de los componentes del equipo que lo llevará a cabo, los espacios de seguimiento y coordinación; los procedimientos y las normas de funcionamiento, la comunicación, la información, las relaciones exteriores, la metodología, la participación de los usuarios o los destinatarios, etc.

3.2.9.2. Estructura interna.

En este apartado se especificará:
• el organigrama: que deje claro la ubicación del proyecto dentro de la entidad, asociación, etc... y cuáles son las vinculaciones o las dependencias con otros servicios, departamentos, areas, ...

• la organización funcional: con la descripción de las responsabilidades concretas de cada uno de los miembros del equipo que desarrollará el proyecto, sus funciones, los cargos de dirección y coordinación, ...

• los espacios de coordinación, regulación y seguimiento: diferentes reuniones previstas, con sus funciones específicas, contenidos y participantes, la periodicidad,...

• Los sistemas, los canales y los circuitos de información y comunicación: con la concreción de que deben informar, a quien deben informar, de que forma, contenidos de la informacón, y periodicidad.

• Las normas y los procedimientos: referidos a la forma como se desarrollará el trabajo, los aspectos burocráticos y administrativos, los protocolos, ..

3.2. 9.3. Relaciones externas
La significación y la importancia de las relaciones exteriores de un proyecto dependen de la complejidad y la propia formulación, y pueden no ser necesarias. En el caso que se deban considerar, pueden referirse a:

Otras asociaciones, grupos, colectivos, .. Esta relación es especialmente significativa en los casos que el proyecto se realice conjuntamente o en colaboración con otra entidad.

Administarciones En el caso que el proyecto tenga una vinculación formal con alguna administración, se tendrá que concretar cual es la relación establecida y de que forma se establece la coordinación.

Otras instituciones Fundaciones, cajas, empresas, ... en caso de que el proyecto haya recibido alguna subención para su realización.

Otros servicios, departamentos, ... De la misma organización o institución a la que pertenece el proyecto, y con los cuales se debe establecer necesariamente una relación formal para desarrollarlo.

3.2.9.4. Participación de los destinatarios. Metodología.
En el caso que el proyecto busque la participación de los destinatarios será necesario especificar:

• Que tipo y que nivel de participación se requiere. Por ejemplo, si se quiere que los destinatarios participen en el diseño del proyecto, en la estructuración de las actividades, ...
• Como se conseguirá la participación. La metodología que se piensa utilizar para facilitar la participación. En qué mecanismos y espacios se concreta, y las técnicas e instrumentos que la permitirán.

• Que técnicas de grupo se utilizarán. Se deberá escoger la más adecuada, de acuerdo con las diferentes situaciones para favorecer la participación efectiva de los destinatarios en el proyecto. Las técnicas dependerán de los objetivos, de la madurez del grupo, de la dimensión, de la formación y la capacitación de los técnicos.

3.2.10. Comunicación y promoción. ¿Cómo se dará a conocer el proyecto?
La promoción del proyecto requerirá dos aspectos básicos:

• la imagen que se se quiere dar del proyecto
• los sistemas y mecanismos de comunicación que permitirán la difusión y la promoción.

Esto se puede realizar a través del plan de comunicación.

PROMOCIÓN Y DIFUSIÓN

PLAN DE COMUNICACIÓN
A quién, qué, cómo, con qué y cuándo se quiere comunicar

A quién se quiere comunicar Elaborar un “mapa de público”, y discernir entre todos los susceptibles de recibir la información y comunicación, y quienes son prioritarios.
Qué se quiere comunicar Incluye la identidad visual del proyecto y los contenidos de la comunicación.

Cómo se quiere comunicar Definir de qué manera se establecerá la comunicación.
Con qué se quiere comunicar Pensar en cuáles serán los productos informativos y los materiales informativos y comunicativos.

Cuándo se quiere comunicar En qué momento del desarrollo del proyecto se quiere realizar.

3.2.11. Recursos con los que se realizará el proyecto.

3.2.11.1. Tipos de recursos: materiales, humanos y monetarios.
Recursos materiales Recursos humanos Recursos monetarios
Infraestructuras: instalaciones y edificios necesarios para el desarrollo del proyecto

Equipamiento:
mobiliario utilizado en los locales y instalaciones.

Vehículos

Medios y equipos técnicos:
herramientas y materiales necesarios para desarrollar el trabajo técnico

Materiales fungibles:
materiales que se consumen en menos a un año
Todas las aportaciones y los esfuerzos que las personas realizan en cada una de las fases del proyecto para alcanzar los objetivos que se proponen.

Personal contratado específicamente para el proyecto

Personal remunerado por la entidad o institución responsable

Personal remunerado por la entidad o la institución que desarrolla tareas y funciones puntuales

Personal voluntario No confundir con las necesidades de financiación del proyecto.

El concepto de “recursos monetarios” hace referencia a aquellas cantidades de dinero que se necesitan para pagar conceptos determinados que se incluyen en algunos proyectos, ejemplo: becas, ayudas por desplazamiento, ayudas sociales, subvenciones a grupos, ...

previous next
up
    Fundació Privada Catalana de l'Hemofília
Inscrita en el Registre de Fundacions Privades de la Generalitat de Catalunya el 22.11.91
Classificada com a Fundació benéfica del tipus assistencial
  Via Laietana, 57 1º 1ª 08003-BARCELONA. Tel: 0034/93 301 40 44 Fax: 0034/93 412 34  67 
© Copyright Fundació Privada Catalana de l´Hemofília