Fundació Privada Catalana de l'Hemofília  
 
hemofilia.cat Castellano
fundación   
asociación  
hemofilia
jornadas de actualización
infecciones
campamentos
publicaciones
videos ACH
psicologia
direcciones-links
Historia Cataluña
información legal  
Factor, nivel óptimo
Registro del factor administrado
Elaboración proyectos
Congreso Mundial de Hemofilia
Inseminación sin riesgos
Información campamentos
Información para asistir al esquí
Programa para organizar colonias
Hospitales que tratan hemofilia en España
Hospitales que tratan hemofilia Cataluña
Hospitales que tratan hemofilia en Europa
Web Médica Acreditada. Ver más información
 
Tiempo libre
responsables camps foto grupo esquí dietas campamentos
información esquí fotos esqui programa camps
insnscripción esquí foto grupo camps historia-camps
información camps  fotos campamentos  
inscripción campamentos info. casa campamentos  
Programa para realizar campamentos
Para niños y niñas hemofílicos y no hemofílicos

OBJETIVOS:
Ofrecer unas actividades (colonias o campamentos) a los niños y niñas, hemofílicos y no hemofílicos, comprendidos entre las edades de 6 a 14 años.

El entorno donde los niños y niñas van a pasar los días de colonias debe ser un ambiente agradable donde puedan disfrutar de unas sanas experiencias.

Lo más importante para nuestro grupo es fomentar la integración de los diferentes niños y niñas en un ambiente noble, donde se pueda combinar placer y realidad.

ORGANIZACIÓN:
Una de las primeras cosas que se han de hacer es, visitar la casa donde vamos a alojar nuestro grupo.

Lo ideal es que el recinto exterior esté vallado y lo suficiente grande como para que los niños, y todas las personas que participan, se sientan bien y no agobiadas.

Que disponga de espacios exteriores con polideportivo: básquet, futbito voleibol y otras actividades. Una piscina es fundamental para nuestro grupo, de 14 x 7 m y en profundidad progresiva, no muy honda, seria ideal.

La casa debe de disponer de salas de actividades o carpas para los días de lluvia o de mucho sol, de tal forma que la marcha de las colonias no quede interrumpida. Para un grupo de 60 niños, serían suficientes 4 ó 5 salas incluyendo los comedores, que en caso de necesidad se pueden utilizar.

Si es posible, debemos escoger una casa con dormitorios para agrupar a los niños por edades y afinidad, si a los pequeños les ponemos a dormir antes conviene tenerlos en un ambiente más tranquilo y separados de los mayores.

La casa debe disponer de baterías de lavabos y duchas, con agua caliente, suficientes en número de 10/12 duchas por cada 50 niños, aproximadamente, además de otros servicios para el aseo general, al levantarse, entrada al comedor y al ir a dormir, lavarse la cara, las manos y los dientes. Seria ideal que disponga de una batería de wateres y lavabos junto al comedor.

La programación de las colonias: Debe ser en función de los deseos, las necesidades y los problemas del grupo con el que vamos a trabajar, se supone que, a través de los padres o familiares, disponemos de alguna información de los niños que van a participar y se debe planificar en base a las propias características del grupo, es decir pensando en la hemofilia, otra minusvalía que podamos integrar y en los niños y niñas no hemofílicos, que es muy importante que participen.

Se debe hacer selección previa de los monitores que participarán y darles información sobre las características del grupo, con una breve exposición de la hemofilia y detalles que se deben tener en cuenta en el desarrollo de ciertas actividades que pueden ser de riesgo.

Para el buen desarrollo de las colonias debe haber un monitor elegido para director/ra del grupo de monitores, esta persona debe estar en constante coordinación con el responsable de las colonias.

El director o directora de los monitores debería tener el título de director/a de actividades de colonias, en su defecto ha de ser el monitor más preparado y con sentido común en todos los aspectos, conocimiento en preparación de actividades, experiencia en trabajo en grupo, dinámica de grupos, etcétera.

Lo ideal es que por cada 10-14 niños debería haber 2 monitores con experiencia, uno debe ser titulado y con experiencia en actividades para niños y otro que puede ser sin título, pero que tenga conocimientos para realizar las actividades previamente seleccionadas, lo ideal es que los dos sean titulados.

Además de los monitores, es conveniente tener personas de soporte para los más pequeños y para los que tengan dificultades en los momentos claves del día, como pueden ser en el momento de levantarse por las mañanas, durante las comidas, en la piscina, en las duchas, en las actividades nocturnas, en las excursiones, en el momento de lavar la ropa y en el momento de irse a dormir, si el número de niños y niñas menores de 7 años son 20, estas personas serán 2, dependiendo de los niños que necesiten ayuda.

La ayuda de las personas de soporte se hará en colaboración con los monitores, las personas de soporte, deben comentar a los monitores del grupo cualquier situación o problema que observen de los niños, deben ser prudentes y no adelantarse a los monitores, aunque puedan ayudar a resolver la situación.

A ser posible, las personas de soporte, es mejor que no sean padres de niños que estén en las colonias, y si lo son, deben ser muy prudentes en la relación con sus propios hijos y equilibrar la relación con los otros, no deben intervenir en la labor de los monitores, en cualquier caso si se presentan detalles y estas personas creen que se deben corregir, han de ser discretos y deben comunicar cualquier sugerencia al responsable máximo de las colonias antes de intervenir directamente.

Los monitores han de ser en todo momento los responsables del grupo que ellos han elegido o el grupo que se les adjudica, durante toda la estada deben ser los mismos para el grupo que se les adjudicó el primer día, a excepción que se presente algún problema que aconseje hacer un cambio, lo ideal es que no suceda, ya que para los niños es bueno que tengan la referencia de sus monitores desde el primer al último día.

Cuando se inician las reuniones, con los monitores, para la organización de las colonias, se ha de tener en cuenta que para el buen desarrollo de las actividades, se debe hacer valoración al final de cada jornada, para valorar aspectos positivos o negativos y modificar, si fuera necesario, algún detalle o actividad, si esto se hace desde el primer día, se notarán los efectos positivos.

Hay dos aspectos que se han de superar en el primer y segundo día de las colonias, cumplimiento de todos los horarios y adaptación de los niños al ritmo de las colonias con participación en las actividades, si esto se logra, los resultados serán muy buenos.

La intervención en la labor de los monitores debe estar centralizada en el director/ra de colonias y a su vez, esta persona, coordinada con el representante de la entidad, Asociación o Fundación.

El representante de la entidad, que es el responsable máximo de las colonias, debe delegar en el director de monitores todo lo relacionado con monitores y actividades, esta persona ha de estar pendiente y actuar con buen estilo cuando sea necesario, bien de forma individual, con el director de las colonias, o bien con el grupo de monitores, siempre con previo acuerdo con el director, en cualquier situación, máxima discreción.

Es necesario disponer de cobertura sanitaria, como mínimo, personal de Enfermería permanente o en su defecto, si no se dispone de éste personal titulado, puede ocupar este sitio alguien que esté preparado para responsabilizarse de la administración de los factores de la coagulación y otros medicamentos, dicha persona debe tener experiencia para valorar y resolver la gran mayoría de los incidentes que se puedan presentar.

Si es posible, es bueno disponer de un hematólogo para visitas a diario o en días alternos para valoración de algún episodio, el hematólogo conviene tenerlo siempre localizable.

El personal sanitario también debe ser cauto en apreciar las actuaciones de los monitores, no culpabilizar a nadie por cualquier incidente que pueda suceder, más bien se ha de estar en predisposición para colaborar y participar en cualquier actividad o momento si los monitores se lo piden.

Siempre canalizar cualquier sugerencia a través del máximo responsable de las colonias, en definitiva, no es bueno hacer sugerencias ni críticas individualizadas a los monitores porque lo único que vamos a obtener es miedo y desorientación.Las colonias se deben organizar en una zona no muy distante de un centro hospitalario donde traten hemofilia, si es posible a 15 ó 30 minutos en coche hasta el centro hospitalario, si es un poco más distante también se puede aceptar, si se tiene en cuenta que la administración del factor de la coagulación es lo primero que se debe hacer en cualquier episodio hemorrágico de un hemofílico.

La Enfermería debe estar en planta baja y, si es posible, con acceso desde el interior y el exterior, ha de disponer de un frigorífico para conservar el factor de la coagulación y otros medicamentos que necesiten frigorífico.

Si no hay suficiente espacio en este frigorífico, nos han de facilitar espacio en las cámaras centrales de la cocina para guardar el resto del factor.

Se ha de disponer de diferentes medicamentos como paracetamol, diclofenaco en comprimidos, corticoides, adrenalina, pomadas con antihistamínicos, pomadas analgésicas, algún colirio para la irritación de los ojos por el cloro de la piscina, gotas analgésicas para los oídos, alcohol yodado, alcohol normal, goma smark, algodón, gasas, vendas de diferentes tamaños, tensoplast, esparadrapo, depresores de lengua, linterna, pomadas de protección solar, etcétera.

También se ha de tener sprays para ahuyentar mosquitos y aparatos en las habitaciones para colocar pastillas que ahuyenten los mosquitos durante la noche.Se debe de disponer de una persona que haga la limpieza de los lavabos, Enfermería, comedor, accesos a dormitorios, lo normal es que este trabajo lo asuma la casa de colonias dentro del precio establecido por pensión completa, pero si se quiere una limpieza más a fondo, es cuando hay que disponer de una persona que se cuide.

Se debe utilizar lejía para la limpieza sin exagerar en cantidad y concentración.Hay momentos, durante el desarrollo de las colonias, que el responsable de la Entidad debe vigilar para que se cumplan las normas de control previamente establecidas, dicho control, no es más que poner atención para que los niños no se aglomeren jugando a futbol, a básquet o que hagan alguna otra actividad con riesgo, tanto en el interior, dormitorios, o en el exterior.

Esta vigilancia, que ya queda descrita en otro apartado, se debe tener en cuenta en ciertos momentos del día en el que los niños tienen tiempo libre y los monitores se pueden relajar mientras toman café después de las comidas, antes del inicio de las actividades, cuando también hay un pequeño espacio de tiempo libre, en las actividades en las que podamos ver riesgo, en la piscina, etcétera, en estos casos debemos hablar con el director de monitores para corregir estas deficiencias, si se presentan. Se ha de tener en cuenta que, aglomeración de niños en juego, es equivalente a problemas, en el caso de que estén incluidos niños hemofílicos.

CUADRO DE FUNCIONAMIENTO

Pensado para adecuar la capacidad de los niños y el ritmo de las colonias.

HORARIO:

08.00 - Levantarse los monitores

08.30 - Levantarse y lavarse los niños
09.00 - Desayuno

    09.30 - Limpieza general: Habitaciones, lavabos, comedor, exteriores (la limpieza general tiene sentido de actividad educativa, se hace por grupos, mezclando los niños, los mayores con los pequeños.
    09.45 - Introducción a las actividades/talleres del día o.
    10.00 - Talleres
    12.00 - , (mayores y medianos grandes en un grupo y medianos pequeños y pequeños en otro grupo).
    13.15 - Final piscina
    13.45 -
    14.30 - (el tiempo libre se explica en otro apartado)
    16.00 - Actividad de tarde
    17.30 - Merienda
    18.00 - Actividad de tarde
    20.00 - Cenar
    21.00 - Actividad de noche, después de la cena puede quedar un momento de tiempo libre.
    se puede alargar hasta las 12 horas si es una representación o discoteca.
    22.30 - Buenas noches(fin de las actividades del día)
    23.00 - Descanso y silencio
    24.00 o 01.00 horas, evaluación de la jornada por parte de los monitores y responsables. Mientras se hace la evaluación han de quedar dos monitores vigilando hasta que los niños se duerman.

Las estadas no deben prolongarse más de diez días.

CON LAS ACTIVIDADES SE DEBEN FOMENTAR ASPECTOS COMO:

- Motivos agradables, divertidos y normalizadores a través de las actividades.

- La relación entre los niños y los demás componentes de las colonias.

- La participación, que ayudará a los niños a desinhibirse

- La motivación, para despertar iniciativas y para que los niños vayan aprendiendo a utilizar los diferentes recursos de que disponen a su alrededor.

- Potenciar la propia capacidad y las posibilidades individuales de los niños y niñas a través de juegos y talleres.

- Respeto a las instalaciones en todas sus dependencias interior y exterior

Se tendrá en cuenta el entorno de la casa de colonias para desvelar el interés por la naturaleza, manteniendo contacto directo con las instalaciones exteriores y lo que rodea la casa, árboles, campos de cultivo, instalaciones que puedan ser de interés como granjas, factorías o cultivos.

El primer día se puede aprovechar para hacer una actividad de descubrimiento de todos los rincones de la casa, interiores y exteriores, combinada con todo el resto del programa de actividades, esta actividad conviene hacerla el primer día para que los niños conozcan todas las dependencias de la casa, se debe hacer después de que los niños estén ubicados cada uno en la habitación que se le ha asignado.

La actividad de descubierta se debe preparar con antelación para que los niños sepan donde pueden acceder y donde no. Por ejemplo los niños no deben entrar en la cocina, en cuartos de máquinas como lavadoras, calefacción, cuarto de material de actividades, zonas privadas, etc.

Sí pueden entrar en todas las salas de actividades, en los dormitorios, en el comedor si van acompañados por monitores o adultos de las colonias, etcétera. En las salas destinadas a actividades se pueden realizar:

- Talleres, teatro, fiestas, debates, ping-pong, juegos de mesa, etc.

- Para las fiestas, teatro y debates, es conveniente elegir la mejor sala y con mejor sonoridad.

En pistas de deportes:
- Básquet, futbito, voleibol, bádminton, otros juegos y algún tipo de taller, si el sol o la lluvia no molestan.
- En la pista donde se esté practicando un deporte, no deben mezclarse con otros deportes simultáneamente, se pueden practicar dos deportes si se divide la pista y hay control por los monitores.
Para la piscina, conocer si los niños saben nadar o no, evitaremos sorpresas desagradables, la vigilancia debe ser constante, 2 minutos es suficiente para perder un niño bajo el agua, cuando hay un grupo dentro de la piscina.
En la piscina se puede practicar la natación por libre o en competición, waterpolo y juegos con pelotas, para los juegos, los niños y niñas se aconseja que sean de la misma edad.

Otros juegos y deportes:
- Se practicarán de manera que todos los niños y niñas puedan participar y disfrutar.
- Los grupos para los deportes se deben hacer mezclando los niños, mayores con pequeños, si es para hacer alguna competición.
- Si no es para competición, han de ser niños y niñas de edades semejantes, se debe seleccionar el grupo que le guste el deporte propuesto a realizar.

Para algunos deportes se debe tener en cuenta las sobrecargas musculares y articulares, si un niño, por un sangrado reciente, no está en condiciones para jugar a básquet, es mejor que no juegue en ese momento, se le debe brindar otra alternativa y explicarle que próximamente podrá jugar.

La parte deportiva de las colonias se ha de entender más como mejora en el estado general de los niños y que sirva de ayuda para que los motive hacia unas actitudes alegres y sobre todo para desinhibirse y desmitificar temores.

En los últimos días de las colonias se puede pensar en una gran fiesta como despedida, durante el día se prepara la actividad, alguna representación con vestidos elaborados con material de las colonias como pueden ser retales de telas, papel pinocho y otros recursos que se nos ocurran para utilizar como vestidos o disfraces o simplemente se prepara el día final con una buena discoteca de gala.

ACTUACIONES DE LOS MONITORES Y PERSONAS DE SOPORTE
- Los servicios generales son aquellos que realizan los monitores con los niños y que tienen carácter educativo, las colonias no son sólo diversión, deben convinarse con la parte educativa, donde los niños se acostumbren a saber cuidar y ordenar las herramientas y respetar los diferentes espacios de la casa.

El director y los monitores se encargarán de ordenar y hacer un planing de rotaciones para cubrir los diferentes servicios, durante todas las colonias y especificado día por día.

Se elaborará un cartel con la lista, se colocan las fechas del mes y los colores de cada grupo que le toca el servicio correspondiente cada día, los grupos de niños deben tener un color o un símbolo de identificación para todas las actividades, que será el que consta en el cartel expuesto al público, por ejemplo:

- Día 1, para preparar las mesas para las diferentes comidas, un grupo de niños, siempre acompañados de sus monitores, los niños verán su color o símbolo de identificación de su grupo en el cartel expuesto al público, ese grupo ya sabrá que durante todo ese día le toca preparar las mesas.

- Día 1, limpiar las mesas y el comedor después de las comidas, cada niño ha de dejar su plato, vaso y cubiertos en la barra de la cocina. El grupo de limpieza, limpia las mesas y barre el suelo, al igual que el caso anterior, se han identificado en el cartel expuesto al público por su color o símbolo.

- Para la limpieza de exteriores e interiores, lo que significa recoger papeles que se han tirado en la actividad de la noche anterior, ropa que ha sido olvidada, material de actividades que ha sido olvidados, como tijeras, lápices bolígrafos, rotuladores, pelotas, raquetas, etcétera.

Se funciona igual que en el caso anterior, con la diferencia que sólo se hace una vez al día, por las mañanas, después del desayuno y antes de empezar la actividad de mañana.- Limpieza de los lavabos y habitaciones, recoger papeles, fregar el suelo sólo de los lavabos, mirar de que haya papel higiénico, etcétera.

El funcionamiento es igual que en los casos del comedor.Se ha de elaborar una lista con el orden de rotación de los monitores para cubrir los tiempos libres, esta lista no es necesario que esté expuesta al público, pero sí la han de tener todos los monitores:
Los de tiempos muertos, desde que los niños se levantan por la mañana hasta la entrada al comedor o en los tiempos libres del resto del día, es importante que hayan 2 ó 3 monitores observando los juegos o deportes, y todas las diferentes zonas de la casa donde puedan haber niños.

Lo más importante que se ha de controlar son los juegos de choque, como son, el futbol que se organiza de forma espontánea por los niños, el básquet y similares, vigilar que los niños no suban a los árboles, márgenes del terreno o paredes.

Higiene personal: Por las mañanas, manos, cara y boca con cepillado de los dientes, la boca también se lava antes de ir a dormir.

Ducha: Se hará en días alternos y por grupos de edad; el horario de elección será entre las 18.30 y las 19.30 horas de la tarde. Se pondrá atención para que el agua esté caliente, lo que se comprobará antes de empezar. Las personas de soporte junto con los monitores del grupo que está en la ducha, se cuidarán de ayudar a los niños a ducharse, vestirse y ordenar la ropa en el dormitorio.

Lavado de la ropa: Esta actividad es solamente para los mayores de 8 años y si la casa dispone de lavaderos para lavar a mano, los pequeños utilizarán lavadoras, si no hay lavaderos, todo se lavará en lavadora.Si no hay lavadoras, las personas de soporte y los monitores se encargarán de lavar la ropa con los niños al lado, de esta forma los niños van participando y aprendiendo. Se ha de preveer suficiente cuerda para colocar entre los árboles como tendederos para la ropa. A los niños se les ha de explicar de qué se trata esta actividad, para que sepan que la ropa es necesario lavarla y cómo se ha de hacer, etcétera.

Se hará en dos grupos y bajo el control de los monitores correspondientes a los grupos que les toca piscina en ese momento. Se han de controlar los saltos a la piscina desde fuera, lo que no significa la total prohibición, lo que sí se ha de prohibir es que los niños salten unos sobre otros.

En los juegos de choque: Se ha de evitar aglomeraciones de niños en juego y procurar que estén espaciados en el terreno, teniendo en cuenta el número de niños en juego y espacio disponible.
Los espacios dedicados a estas actividades conviene que estén libres de obstáculos, tal como es normal en todas las pistas de deportes.

Normas en los juegos o deportes: Se han de aplicar las normas propias del juego, de esta forma los niños verán que se les considera en serio y aceptarán mejor cualquier propuesta del monitor.

Participación de los responsables en el juego o deporte: Han de participar en la actividad con función de moderador o árbitro, de forma que el juego sea justo entre los niños y que se eviten conflictos con el posible riesgo derivado de la normal agresividad en los juegos o deportes.
Que el juego sea ágil y con control de movimientos en el terreno lo que se consigue con la aplicación de normas propias del juego o deporte y la técnica aplicada, lo que se ha de hacer de forma suave y orientativa, no de forma severa.

A los niños se les ha de ir enseñando a comportarse en la participación de algunos deportes, los monitores deben de estar implicados en el juego para equilibrar el juego y para que sea lo más justo posible, los monitores no deben quedarse como simples observadores.

En la aplicación de la técnica: Conviene hacerlo de forma justa y con interés, los niños se lo pasarán bien, el ejercicio será más bien aprovechado y es muy probable que el riesgo quedara disminuido.

Sanciones Las sanciones deben ser las que corresponden al juego y al momento concreto, en cualquier tipo de actividad, sean simples juegos o deportes y en cualquier momento del día que fuera necesario.
Se han de tomar las medidas del momento y sobre el motivo, evidentemente sin pasarse, sin olvidar que son niños.
En este apartado se pueden explicar ejemplos, si lo creéis necesario, ya que, no siempre resulta sencillo encontrar el punto ideal para poner un castigo y que el niño te siga respetando y prestándote atención.
Si el castigo es justo, los niños reconocerán mejor la actitud del monitor, es conveniente explicar a los niños, de forma clara, el motivo del castigo.

Rotación de participantes durante los juegos: Se ha de procurar que aquellos que hace más tiempo que juegan dejen pasar los que esperan para jugar.

Comunicación: Con los niños y niñas se deben utilizar buenos modales, se les debe hablar bien y con claridad.

Bebidas alcohólicas y tabaco: Las bebidas alcohólicas y el tabaco, deben estar totalmente prohibidas delante de los niños.

Los monitores se encargarán de ordenar los diversos servicios y durante las comidas han de estar distribuidos por las mesas.
Al finalizar la comida, los niños han de salir en orden del comedor.
Antes de salir del comedor, aprovechando que están todos juntos, se les pueden dar los avisos, se aprovecha para comentarles acciones que no han estado bien o correcciones sobre actitudes negativas que hayan tenido en grupo, si fuera necesario, también se aprovecha para avisar de alguna actividad inmediata.

Han de funcionar las veladas, fiestas, debates, teatro u otras actividades de noche divertidas y bien programadas. Los más pequeños se les ha de acompañar a los dormitorios a una hora prudente, ayudarlos a ponerse la ropa y que se pongan en la cama para dormir, si hay niños que se añoran, hay que esperar a que se duerman.

Equipo de música: Se ha de utilizar en las fiesta, discoteca y para otros momentos que se necesite pero que no moleste a otra actividad.

Comidas: Debe seleccionare un tipo de comidas esencialmente para niños, basado en pastas, arroces, pollo, hamburguesas, pescado, etcétera, y de acompañamiento, patatas fritas, algún tipo de ensalada, purés, verduras, etcétera.

También hay que pensar en las meriendas, que puede ser pan con chocolate, pan con quesitos, pastas dulces, etcétera. En cualquier caso esto depende mucho de los hábitos alimenticios de cada sitio.

Toda esta información es susceptible a cambios y adaptación, dependiendo de los recursos, hábitos y disponibilidad de cada entidad y la infraestructura a utilizar. En cuanto a las actividades, hay que intentar preparar las adecuadas para todos los niños, valorando siempre que se lo puedan pasar lo mejor posible y que para ellos sean novedosas y divertidas, es decir, no acostumbra a funcionar bien si repetimos actividades que ya practican durante el curso escolar u otras que resulten pesadas en el desarrollo y representación.

Toda actividad debe tener una presentación-explicación, la parte de realización y acabado y por último que la representación o exposición contenga el máximo de interés sobre la actividad realizada, en ésta última parte es donde todos nos vamos a sentir más o menos satisfechos de lo que se ha hecho.

Debemos procurar no caer en decepción o pensar que somos perfectos, seria bueno pensar que todo aquello que pensamos que ya estamos haciendo bien, siempre es posible mejorarlo.

Cuando nos planteamos hacer unas colonias, debemos pensar en hacer primero un informe-proyecto donde vamos a describir todos los datos técnicos y financieros de las colonias. Es decir:

1. -Los objetivos que queremos conseguir con nuestras colonias, (normalización, integración de los niños hemofílicos, darles la oportunidad de que ellos también puedan disfrutar de unas actividades organizadas y adaptadas para ellos, etcétera)

2. - A cargo de quien va la organización, (Fundación o Asociación de Hemofilia)

3. - Cuadro de funcionamiento-horario,

4. - Describir a groso modo las actividades que se pueden realizar en nuestras colonias, hacer un planing de actividades.

5. - Actuación de los monitores-normas de comportamiento,

6. - Datos técnicos de la casa: cómo se llama, dónde está situada,

de qué capacidad dispone, en cuanto plazas de alojamiento, si dispone de salas para actividades, para protegerse del sol y la lluvia, si tiene piscina, pistas para deportes, si la casa tiene recinto vallado o está abierta al exterior,

7. -Si la casa es una instalación privada o pública,

8. -Si funciona como explotación privada y en régimen de pensión completa o sólo alojamiento,

9. - Descripción de los alrededores, nombrando las poblaciones más cercanas, indicando en kilómetros la distancia a las diferentes poblaciones y a la capital de donde se procede,10. - Indicar las fechas de las colonias,

11. - Número de niños que se ha previsto para la tanda que participen,

12. - Si van a participar niños y niñas no hemofílicos o hemofílicos solos, indicar, aproximadamente, cuántos niños hemofílicos van a participar y cuántas plazas quedan abiertas al resto de la población,

13. -Importante: hay que indicar la edad de los niños que van a participar, nuestra experiencia nos dice que han de estar entre los 6 y 14 años, menores de 6 años lo pasarán mal, mayores de 14 años son conflictivos, si tenemos en cuenta la franja de edad.

14. -Se debe hacer una descripción de las personas necesarias:

- Número de monitores con el director y monitores en prácticas,

- Cobertura sanitaria, qué personas y, si estarán de presencia física las 24 horas,

- La coordinación general debe ser por parte de las personas responsables de la entidad, Fundación o Asociación, que serán los que coordinan a todo el personal que participa.

Coste real por cada niño y cuota a pagar por cada niño que asiste a la actividad:

- Se ha de especificar el coste real por cada niño para cualquier actividad.

- Se ha de poner una cuota a pagar por cada niño, aunque sólo sea simbólica, si participan 2 hermanos o más se les ha de hacer una rebaja, si la familia tiene pocos recursos se ha de tener en cuenta para becar al niño o niños en un 20%, 50% ó 100%, si la familia no tiene recursos y el niño es hemofílico.En cualquier caso es bueno que cada familia esté informada del coste total de la actividad y el coste real por niño, de esta forma se valorará, además de la obtención de los resultados, el esfuerzo humano y el coste material y económico.

Previsión de gastos:
- Se ha de hacer una previsión de los posibles gastos que se originarán, por ejemplo:

- Coste de las pensiones completas por día multiplicada por el número de niños y por los días de colonias.

- Transporte de autocar, si se utiliza,

- Coste de los monitores y director,  si se les paga, podrían ser voluntarios,

- Coste del material para actividades, fungible, (el que se consume en cada actividad)

- Coste del material para actividades no fungible, (el que es reutilizable de un año para otro, por ejemplo: pelotas, raquetas, mesas de ping-pong, etcétera.

- Coste de las fotografías, si se piensa hacer fotos (enviar una fotografía a cada niño una vez acabadas las colonias es un buen recuerdo para los niños y los padres),

- Gastos de secretaría (circulares e informes, etcétera),

- Póliza de responsabilidad civil,

- Gastos de Enfermería

- Otros gastos, como cremas protectoras del sol, productos antimosquitos, etcétera.

- Se debe indicar el coste total de las colonias y

- Desglosar el coste por niño.

Finalmente se debe hacer un comentario como resumen al proyecto que vamos a presentar, explicando la finalidad de la actividad. En este apartado podemos implicar a la administración, bien agradeciendo su colaboración o pidiéndosela, al igual que a otras empresas privadas o personas colaboradoras.

Por ejemplo: Gracias al esfuerzo de todos hemos podido llegar a realizar estas actividades para niños hemofílicos, que de no ser así, no tendrían la oportunidad, ni una vez al año de disfrutar de unas jornadas enriquecedoras como las descritas.

Nuestro mayor deseo es poder ofrecer cada año estas actividades al colectivo hemofílico y a otros niños y niñas no hemofílicos y que sirva de satisfacción para todas las personas que con su participación hacen realidad estas actividades.

Dar una visión positiva de como se lo han pasado los niños y niñas con las diferentes actividades en convivencia en un grupo heterogéneo entre pequeños y adultos.

Hacer constar el número de personas que han asistido, desglosando los adultos y pequeños,

monitores y personas de soporte.

Número de niños y niñas hemofílicos y no hemofílicos.

Otro apartado que se debe hacer es, realizar una memoria al finalizar las colonias o campamentos, es decir, una descripción de todo lo que se ha hecho, con la valoración de costes reales, consumo de factor, valoración del número de episodios hemorrágicos y otras incidencias.

Hacer una conclusión y enviar la memoria a las Administraciones y Entidades del país o multinacionales y a personas que han colaborado económicamente o con algún tipo de material, sanitario o para actividades.

Conscientes de que hay aspectos que son propios de cada cultura y sociedad, no hemos querido ser muy extensos, creemos que en los aspectos principales de la organización de actividades donde participen niños hemofílicos podemos coincidir.

Este resumen está basado en los 15 años que llevamos organizando actividades con grupos de niños y niñas hemofílicos y no hemofílicos. Pensamos que las ideas expuestas pueden ser útiles para muchos grupos, además, estamos a la disposición para quien lo desee para cualquier comentario o consulta sobre aspectos en el que necesitéis más información, os deseamos mucha suerte.

Si hay personas interesadas en obtener libros sobre técnicas de actividades diversas como teatro, talleres, cómo administrar un centro juvenil, etcétera, enviar un e-mail que os lo proporcionaremos. Estamos elaborando una lista de libros y revistas sobre el tema, en cuanto la tengamos estará expuesta en la web.

up
  Fundació Privada Catalana de l'Hemofília
Inscrita en el Registre de Fundacions Privades de la Generalitat de Catalunya el 22.11.91
Classificada com a Fundació benéfica del tipus assistencial
  Via Laietana, 57 1º 1ª 08003-BARCELONA. Tel: 0034/93 301 40 44 Fax: 0034/93 412 34  67 
© Copyright Fundació Catalana de l´Hemofília 2005